PUERTA GRANDE PARA GINÉS MARÍN Y LÓPEZ SIMÓN

0
PUERTA GRANDE PARA GINÉS MARÍN Y LÓPEZ SIMÓN

El diestro extremeño Ginés Marín triunfó en Pamplona en la Feria del Toro. Lo hizo con un toreo en el que se nota que disfruta mientras está frente al animal. El estilo de Marín es de importante calidad, clásico, con armonía, pureza y sentimiento.

La faena con el sexto empezó floja, porque “Forajido” no embestía con ritmo ni lo seguía. A Ginés solo le quedaba esperar, ir al terreno del toro y no al revés y tratarlo con cariño.La faena comenzó a cambiar. Fue de menos a más, con series de de naturales que el morlaco terminaba. Ginés Marín, con los pies muy juntos, con Manoletinas mirando hacia el público. Llegó la hora de matar, una gran estocada y consiguió desorejar a su ponente.

Antes sorteó un animal destartalado de cuerna pero de mucha clase y al que picó su padre, midiendo el castigo. Fue esa también una faena de mucho primor, en la que lucía el embroque de Ginés, esa forma tan delicada de componer ante el toro al pasárselo cerca. Bien en redondo, tras el cambio de mano llegaba el natural eterno. También fue esa una faena a más, en la que la única concesión fueron unos naturales al final de rodillas. Pero Ginés no tuvo suerte con la espada y n obtuvo lo que podían haber sido otras dos orejas.

Doble salida a hombros

Con Ginés Marín tabién salió a hombros López Simón. Cortó ds orejas, una a cada uno de su lote. El primero, un toro codicioso, con una faena con algún muletazo largo y templado, llegaban también los pases vulgares por arriba. No hubo belleza ni serenidad. Al entrar a matar resultó prendido, pero sin consecuencias.

El quinto, segundo de López Simón, fue un toro feo, sin clase y con las puntas hacia arriba. La faena no estuvo a la altura del madrileño, pero salió premiado con otra oreja.

Sebastián Castella obtuvo una oreja del primero, que metió bien la cara en el capote y tuvo buen tranco en banderillas. El recuerdo de Iván Fandiño seguía presente, y el brindis del francés fue para el cielo.

El comienzo de faena fue por estatuarios. Fijeza del animal, que tomaba la muleta de bravo por abajo en el toreo en redondo. Toro enclasado, repetía, asentado el torero francés. Al natural, faltó remate y el toro mostró cada vez menos codicia. Manoletinas finales. Buen toro, faena aseada pero un punto desigual.

El cuarto toro era un ejemplar amplio por delante con grandes pitones.Le costaba humillar. Toro al que le faltaba final por el pitón derecho, se quedaba corto, y era imposible por el izquierdo. Le costó matarlo y escuchó dos visos.

Ficha de la Corrida.

Toros de Victoriano del Río para los diestros:  Sebastián Castella, López Simón y Ginés Marín

Monumental de Pamplona. Miércoles, 12 de julio de 2017. Octava de feria. Lleno. Toros de Victoriano del Río y dos de Toros de Cortés (4º y 6º), cinqueños todos, muy serios en sus diferentes hechuras; extraordinario el 3º; encastado de fuerte embestida el 2º; noble el 1º; 5º y 6º se dejaron; el 4º no sirvió.

Sebastián Castella, de azul celeste y oro. Estocada pasada (oreja). En el cuarto, dos pinchazos, uno hondo y tres descabellos. Dos avisos (silencio).

López Simón, de azul marino y oro. Estocada (oreja). En el quinto, estocada desprendida (oreja).

Ginés Marín, de corinto y oro. Tres pinchazos y estocada (vuelta al ruedo). En el sexto, estocada (dos orejas). Salió a hombros con López Simón.

 

 

Deja tu comentario

59 + = 61

Registro Gratuito del Club Amigos de Toros para Todos
[contact-form-7 404 "Not Found"]
×
Comprar TORO THE GAME
[contact-form-7 404 "Not Found"]
×