TRIUNFO DE RAFAELILLO Y MIURA EN LA ÚLTIMA DE SAN FERMÍN

0
TRIUNFO CON LOS MIURAS EN LA ÚLTIMA DE SAN FERMÍN

La tradicional corrida de toros con el hierro de Miura cerraba la feria del Toro de Pamplona. Rafaelillo, Javier Castaño y Rubén Pinar hacían el paseíllo frente al hierro de Zahariche en el fin a diez días seguidos de toros en la capital navarra.

Corrida de Miura en “Miura”. Un encierro que sacó todas las características posibles de esta casa ganadera. El regular, el orientado, el imposible, el duro, el complicado y el manejable, así fueron los seis pupilos de Zahariche que se lidiaron en la última de San Fermín.

Con ellos, Rafaelillo, estuvo heroico y se vuelve a reivindicar como la máxima figura dentro de este circuito. Por su parte, Castaño con un apéndice anduvo profesional ante su lote y Pinar cortó una oreja al sexto.

Rafaelillo recibió al abreplaza con un afarolado de rodillas y un buen ramillete de verónicas. El murciano se gustó con el percal ante un toro de embestida descompuesta inicialmente. Se cuidó en varas sin aperturas en dos entradas. Hubo alguna colada por el izquierdo al inicio como para quitar cualquier confianza, pero sin embargo, Rafaelillo sacó a relucir su maduro oficio y capacidad. El veterano diestro ligó entre series a un Miura justo de fuerzas y jamás humillador. Astado noblón en Miura pero tampoco fácil y un Rafelillo muy superior a su oponente. Estocada y oreja.

Rafaelillo recibió al segundo de su lote con un toreo a la antigua usanza. El murciano se tiró de rodillas a la verónica con mucha disposición ante un verdadero tranvía. 660 kg de Miura, pero de los duros de verdad. Astado que pedía firmeza y veteranía, algo que Rafael posee con alta nota en su hoja de servicio. Rubio puso sobre la arena pamplonesa mucha testiculina y todo el poder de su oficio para solventar tanta brusquedad y asperezas. Rafaelillo se jugó el tipo con toda la verdad de una muleta tan sincera como trasparente. Sin alaracas. Voltereton sin consecuencias de puro milagro, a mitad de una labor de toma y daca entre ambos. Pinchó antes de la estocada. Oreja a la vergüenza torera y Puerta Grande.

El segundo de la tarde lució un tranquito muy justo de poder, un toro en la mitad de la línea de mantenerse o devolverlo al corral. Ante él no hubo lucimiento en los primeros tercios, aunque Pinar estuvo compuesto en el quite por chicuelinas. Otro que burocráticamente cumplió el trámite de varas. El Miura tuvo una embestida corta, poco humilladora pero sin malas intenciones. El de Zahariche quiso más que pudo, aunque se defendió por su falta de fuerzas.

Castaño sabedor perfectamente de las condiciones de su oponente le realizó una faena por ambos pitones basada en la firmeza. Un trasteo sin fisuras que concluyó con magnífico espadazo. Oreja. En el quinto, el capote fue un trámite inicial aunque a favor del toro. Uno que iba y venía a su aire con la cara por las nubes. Así estuvo el Miura durante toda su lidia puesto que su morfología e intenciones le impedía descolgar. Toro que amagó y derrotó por ambos pitones. Se quitó las moscas en cada corta arrancá. Castaño se esforzó ante el quinto pero no hubo recompensa en triunfos. Comenzó con garbosidad, torero sentado en una silla y eso fue lo más artístico de su voluntariosa labor. Ovación.

Más efectividad que lucimiento por parte del albaceteño ante un toro que comenzó a recortar y tener un viaje muy corto. Sin castigo alguno en varas entró las dos veces. El toro hizo pasar fatiga a los de plata por cerrar el viaje y tirar la cara a las nubes. Rubén Pinar muy voluntarioso podía haber abreviado ante semejante animal, sin embargo, tiró de bragueta y porfió con oficio ante uno imposible por peligroso. Se escapó de milagro. Silencio. Animoso con el capote Rubén Pinar tanto en recibo como el quite al sexto. También lució sus ilusiones al llevarlo al caballo. Compostura capotera. Un toro que brindó al respetable. El ‘cierraferia’ se movió con cierta claridad en Miura, sin plantear las dificultades de sus hermanos anteriores. El sexto dejó estar a Rubén que desarrolló un torero con cierta ligazón entre muletazos. Disposición y frescura del albaceteño que firmó una buena estocada. Oreja con petición de segunda.

El Club Taurino de Pamplona ha hecho oficial sus triunfadores de la Feria del Toro 2017.Estos son los galardonados:

Premio a la mejor estocada: Javier Castaño, por la asestada al toro “Déjalo”, de la ganadería de Miura, lidiado en 2º lugar en el 14 de julio de 2017.

Premio al mejor par de banderillas: Iván García, por las ejecutadas al toro “Historieta”, de la ganadería de Jandilla, lidiado en 5º lugar en el 11 de julio de 2017.

Premio al Mayoral que presente el toro más bravo: Desierto.

Premio a la mejor vara: Desierto.

Ficha de la Corrida:

Toros de la ganadería sevillana de Miura, para los diestros: Rafaelillo, Javier Castaño y Rubén Pinar

Monumental de Pamplona. Viernes, 14 de julio de 2017. Última de feria. Lleno. Toros de Miura, de tremebunda seriedad; complicados 3º y 4º; sin poder y sin maldad 1º y 2º; sin terminar de humillar y noble el 6º; exigente y correoso el 5º.

Rafaelillo, de fucsia y oro. Estocada (oreja). En el cuarto, pinchazo y estocada (oreja). Salió a hombros.

Javier Castaño, de tabaco y oro. Gran estocada (oreja). En el quinto, estocada un punto contraria y cinco descabellos (saludos).

Rubén Pinar, de carmesí y oro. Dos pinchazos y estocada (silencio). En el sexto, estocada rinconera (oreja).

 

Deja tu comentario

+ 5 = 10

Registro Gratuito del Club Amigos de Toros para Todos

Nombre y Apellidos (requerido)

Provincia (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Dirección (si desea recibir información de promociones)

Quiero suscribirme como socio de Amigos de TpT (próximamente recibirás un mail de confirmación con tu nº de socio)

×
Comprar TORO THE GAME

Correo electrónico (requerido)

Teléfono

Asunto

PC o PS4 (Indica si quieres el juego en formato PC-ordenador o Play Station 4. En breve nos pondremos en contacto contigo para indicarte el precio y procedimiento de compra para que lo recibas lo antes posible)

×