TIPOS DE MANTAS DE INVIERNO

0
TIPOS DE MANTAS DE INVIERNO

Es necesario prestar atención a los cambios de temperatura durante el día debido a que hay momentos más calurosos en los que el caballo puede estar incómodo ya que soportan menos el calor que el frío.

El invierno es una estación complicada. El frío conlleva que el caballo adopte nuevos hábitos para evitar que se ponga enfermo. Para ello, cada vez es más usual entre los jinetes el uso de mantas gruesas de caballo para cada circunstancia del animal. Ya esté en cuadra o en el exterior, existen mantas específicas. Existe una gran variedad ariedad de ellas , pero en esta sección hablaremos sobre las mantas gruesas de caballo de cuadra y de exterior.

Antes de todo, hay que conocer las necesidades del caballo y en qué medios se desenvuelve. No es lo mismo un caballo esquilado o no de aquel otro que está en una cuadra o en el exterior por el prado.

Una vez sabido esto, el siguiente paso es saber la talla a elegir. Para eso hay que saber la altura de la cruz y tener en cuenta la siguiente tabla:

Para un caballo que mide de 1,20 a 1,30 cm, hay que elegir la talla 115 cm (5’3”)

Para un caballo que mide de 1,35 a 1,50 cm, hay que elegir la talla 125 cm (5’9”)

Para un caballo que mide de 1,50 a 1,60 cm, hay que elegir la talla 135 cm (6’0”)

Para un caballo que mide de 1,60 a 1,70 cm, hay que elegir la talla 145 cm (6’3”)

Para un caballo que mide de 1,70 a 1,80 cm, hay que elegir la talla 155 cm (6’9”)

Para un caballo que mide de 1,80 o más, hay que elegir la talla 165 cm (7’0”)

La elección correcta de la talla es muy importante ya que una manta corta puede que el caballo la rompa y si es grande que se doble. Asimismo, todas las mantas cuentan con unas hebillas o cinchas elásticas cruzadas que aseguran el ajuste de la misma. Igualmente pasaría que si se fijan demasiado el caballo puede estar incómodo o molesto y si se dejan demasiado flojas puede que el animal meta alguna pata y se caiga.

Asimismo, las correas de los muslos ayudan a que la manta se quede fija y no se deslice para un lado u otro por lo que es necesario un ajuste normal. Ni demasiado sueltas y ni demasiado tensadas.

Las mantas gruesas de caballo deben combinar la impermeabilización y la ventilación para mantener la temperatura del caballo independientemente del tiempo y del frío.

Existe una amplia gama para este tipo de mantas adecuándose a la temperatura y al clima al que está expuesto el caballo.

Caballo en la cuadra o box

Los caballos que están en cuadra necesitan una manta de gran protección contra el frío ya que está quieto y, de esa forma, no genera calor suficiente para protegerse.

En este caso, una manta de 400 (aporte de calor: Guata 300 g/m² en toda la manta + 100 g/m² adicionales en el dorso y tejido de 600 deniers muy resistente). No todas las mantas de cuadra deben ser necesariamente impermeables, sino que lo mejor es que sea transpirable para evitar el sudor del caballo.

En zonas con muy bajas temperaturas, algunos jinetes optan por añadir una manta ligera polar bajo la otra para confiarle más calor. En el caso de que el caballo no esté esquilado, una manta ligera de 200 bastará para protegerlo del frío. No obstante, hay que tener en cuenta también si es un caballo joven o más mayor y si necesita más o menos aporte de calor.

Caballo en el exterior, campo o pradera

Este tipo de caballos, acostumbrados a estar libres por el prado, podrían estar sin manta perfectamente ya que, en constante movimiento, le permite generar calor de forma natural.

Si se decide tapar al animal, es importante elegir una manta impermeable por si llueve, resistente a los roces y transpirable para desprender el sudor y olor. Para una mayor libertad de movimientos, las mantas de exterior disponen de fuelles de holgura en la zona de los hombros.

Sería conveniente también colocarle un cubre cola o muchas mantas de estas características vienen ya acopladas con una solapa para una protección óptima de la cola.

Para esta ocasión, las mantas gruesas de caballo 300, una manta cálida, impermeable y transpirable, con cuello alto y un tejido 1000 deniers Riptsop Diamond, muy resistente. Se vende junto con el cubre cuello

¿Cómo saber elegir la manta correcta?

Para saber qué manta es la que el caballo necesita, es necesario prestar atención a los cambios de temperatura durante el día debido a que hay momentos más calurosos en los que el caballo puede estar incómodo ya que soportan menos el calor que el frío.

Existen varias técnicas para comprobar si nuestro caballo tiene calor o no: acariciar al caballo y si está húmedo es que está demasiado caliente. Si, por el contrario, el pelo es frío, necesita una manta más gruesa.

Hay una solución para esto: Se trata de un sensor llamado “Be Connected” que se coloca dentro de un protector que cubre la paletilla del caballo. Su función es ayudar a los jinetes que quieren saber si su caballo tiene demasiado calor o demasiado frío con su manta.

Este producto consigue saber qué manta es la correcta ya que mide permanentemente la temperatura y la tasa de humedad ambiente del caballo. Conectado con una aplicación móvil gratuita, el sensor recoge los datos de temperatura y humedad entre la manta y el cuerpo del caballo.

La marca de confort se adapta automáticamente en base a los parámetros que se hayan indicado (esquilado, pelo de verano, pelo de invierno…). El smartphone recibe un aviso cuando se sobrepasan los límites de calor o frío y la toma de datos se realiza únicamente cuando se está cerca del sensor (hasta 30 metros sin obstáculos).

Se comercializa en dos tallas CS (doble poni y caballo hasta 1,60 m) y FS (para caballos a partir de 1,60 m). El aparato funciona con una pila CR2477 y cuenta con una autonomía de hasta 6 meses de uso continuo además de tener una memoria de hasta 10 días de grabación de datos por sensor. Compatible con numerosos teléfonos Android e iPhone, su funcionamiento es muy sencillo:

Enciende el sensor.
Coloca el sensor en el protector de paletilla, en el bolsillito previsto para ello.
Descarga la aplicación móvil “Fouganza Be Connected” en Apple Store o Google Play Store
Coloca la manta
Activa el Bluetooth de tu smartphone
Sigue las instrucciones durante el primer uso de la aplicación

Consejos para un correcto uso y cuidado de las mantas gruesas de caballo

Procurad quitar las mantas -cuando llegue el buen tiempo- de forma gradual para evitar el choque término en el caballo.

Limpiad las mantas regularmente para evitar irritaciones en la piel del animal

No dudar en re-impermeabilizar las mantas de exterior con productos específicos para ello ya que, con el paso del tiempo, pueden perder sus propiedades.

Comprad aquellas mantas que venga con protecciones en los hombros para evitar dañar la zona del pecho o del cuello.

Utiliza los servicios de limpieza para tener las mantas limpias cada año y cuidar la piel del caballo.

 

 

Deja tu comentario

85 + = 94

Registro Gratuito del Club Amigos de Toros para Todos
[contact-form-7 404 "Not Found"]
×
Comprar TORO THE GAME
[contact-form-7 404 "Not Found"]
×