LOS “BAÑUELOS” DE LA NIEVE DEL PÁRAMO DE MASA, BURGOS

0
LOS “BAÑUELOS” DE LA NIEVE DEL PÁRAMO DE MASA, BURGOS

El Páramo de Masa es una comarca natural situada en la provincia de Burgos, en las comarcas de Alfoz y de Páramos, comprendido en los Ayuntamiento de Merindad de Río Ubierna, Los Altos y Valle de Sedano y Tubilla del Agua (Valle del Rudrón). Su altitud supera a los 1.000 metros y está sometido a la acción del viento y el frío. Cuenta con grandes extensiones cubiertas exclusivamente de brezo rubio, brecina, gayuba y tomillo.

En el páramo burgalés, en la finca La Cabañuela, a una altitud de entre 1.050 y 1.250 metros, se crían toros de lidia a temperaturas por debajo de los cero grados durante ocho meses al año.

Hace 22 años que el ganadero Antonio Bañuelos apostó por aclimatar el bravo animal a esta zona quebrada que favorece su musculación, evolución y formación tanto interna como externa.

En calma y al abrigo de la nieve, en La Cabañuela, finca situada en la zona central de la provincia de Burgos, en el borde del Páramo de Masa, a una altitud entre los 1.050 y 1.250 metros, cria sus toros el ganadero Antonio Bañuelos.

Cuenta la ganadería con unas seiscientas cincuenta cabezas entre hembras y machos, y hay 600 hectáreas de terreno repartidas en varios cercados dispuestos en eje, casi al cincuenta por ciento entre pradera de buen pasto y otra parte de monte bajo de encinas y robles. Y casi 200 de las 600 hectáreas se dedican al cultivo, en cuya rastrojera se mete al ganado de agosto a marzo.

Formada en 1993 con vacas y sementales de “Torrealta”, de Medina Sidonia (Cádiz), es la primera ganadería de la provincia de Burgos perteneciente a la UCTL (Unión de Criadores de Toros de Lidia).

Los toros de Antonio Bañuelos, en una altitud inusual, completamente diferente a lo que es habitual en la cabaña de bravo, se apoyan en el frío para acrecentar su calidad y nobleza, por supuesto también para hacer más grande su capacidad torácica. Es así como mejora su juego en la plaza, dando más rendimiento en los tercios finales de la lidia.

Según el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, esta raza bovina se cría mayoritariamente en extensivo, en amplias dehesas situadas en su mayoría en zonas agrestes, amenazadas por la despoblación, donde conviven en equilibrio y armonía con la flora y fauna autóctonas. El ganado de lidia, además, contribuye, según el Ministerio, a la conservación del ecosistema en el que habitan pues ayudan a preservar el entorno natural.

Importancia social de la raza de lidia

Según el Ministerio, “el toro de lidia es pilar de los espectáculos taurinos y fuente de inspiración del mundo de la cultura y del arte en todas sus formas de expresión. Desde tiempo inmemorial han formado parte de las fiestas locales de los distintos pueblos que habitaron la Península Ibérica, celebrándose en fechas festivas profanas, primero, y cristianas, después, finalizando con el reparto de carne de los toros jugados o corridos”.

Estos toros tienen gran capacidad de adaptación a distintas latitudes y altitudes, así como a climas diversos o ambientes marginales como el monte alto hasta zonas de marisma.

 

 

Deja tu comentario

56 + = 62