UNA OREJA PARA PACO UREÑA EN LA TARDE DE SAN ISIDRO

0
IMPORTANTE OREJA PARA UREÑA EN LAS VENTAS EN EL DÍA GRANDE DE SAN ISIDRO

El primero fue un flojo ante el que El Fandi no alargó. Ante el cuarto estuvo más acertado en banderillas. Buscaba el manso escapatoria tras cada muletazo y cuando pasaba lo hacía sin gracia. Bien el granadino con los aceros.
Paco Ureña se llevó la tarde y lo hizo con firmeza, quietud y verdad.

El segundo fue el toro de la tarde y seguro que uno de los toros importantes de la feria. Lo recibió el murciano a la verónica. Tras el brindis al público lo citó desde los medios y le costó una tanda que el astado se viniera arriba. Empezó todo con los naturales de mano baja y dando el pecho. Faena rotunda, rugiendo la plaza y remates con mucha torería y sobriedad en cada movimiento. Con el triunfo en las manos y la plaza entregada llegó el error con los aceros y acabó saludando ovación.

El quinto no transmitía en los primeros compases de faena pero Ureña confío en él y a base de tesón, pies juntos y naturales fue transmitiendo su torería a los tendidos. Faena de menos a más y en la corta distancia lo exprimió para dejar una gran faena para aficionados.
Al entrar a matar, Ureña se volcó en el embroque y cayó en la cara del toro, que le pateó y le buscó sobre la arena, formando otra escena dramática que acabó por impresionar y convencer al público para que pidiera el trofeo. Ya había entrado la espada hasta el fondo y paseó una oreja con fuerza.

El tercero de la tarde fue otro buen toro que trajo Puerto de San Lorenzo y López Simón volvió por momentos a escuchar de nuevo los olés de Madrid, sobre todo en dos tandas por el derecho con largura, limpieza y llevándolo por bajo. Fue faena de altibajos y finalizó con manoletinas antes de fallar con los aceros. Ante el que cerró plaza se le vio toreando relajado a mitad de faena y dispuesto pero, aunque noble, la embestida perdió fuerza y de nuevo falló con los aceros con susto incluido.

FICHA DEL FESTEJO:

Seis toros de Puerto de San Lorenzo, de buena presentación, con cuajo, volumen y hondura, aunque de baja alzada la mayoría. Corrida de juego dispar, con varios toros mansos en varas y de poco fondo en la muleta frente a otros con movilidad y duración en la muleta, especialmente el segundo, que además tuvo clase.

El Fandi, de grana y oro: bajonazo (silencio); estocada trasera (silencio).

Paco Ureña, de blanco y oro: cinco pinchazos y descabello (ovación tras aviso); estocada (oreja).

López Simón, de barquillo y oro: media estocada y dos descabellos (silencio tras aviso); pinchazo, media estocada y descabello (silencio tras aviso).

Entre las cuadrillas, Vicente Osuna y Jesús Arruga saludaron tras banderillear al tercero.

Octavo festejo de la feria de San Isidro, con el aforo casi lleno (22.275 espectadores, según la empresa), en tarde de viento racheado.

 

 

Deja tu comentario

82 + = 88