EL PRIMI Y VILLITA CORTAN UNA OREJA EN LA PRIMERA DE PROMOCIÓN EN SEVILLA

0
EL PRIMI Y VILLITA CORTAN UNA OREJA CADA UNO EN LA PRIMERA DE PROMOCIÓN

E.Pagés.- El mayor impacto de la noche lo causó la personalidad del novillero de Cañada Rosal
El primer festejo clasificatorio del tradicional ciclo de Promoción de Nuevos Valores de la Torería estuvo marcado por la proyección que anuncia el novillero Primitivo López ‘El Primi’ que cortó una oreja, idéntico trofeo al obtenido por el aspirante madrileño Juan José Villa ‘Villita’. Fernando Gandullo, Alejandro Cano y Jorge Martínez dieron una vuelta al ruedo.

FICHA:

Se lidiaron novillos de Villamarta, bien presentados y con movilidad aunque muy desiguales de juego.

Fernando Gandullo, de la Escuela de Camas, vuelta al ruedo.
Álvaro López, de Sanlúcar de Barrameda, ovación tras aviso.
Alejandro Cano, de la Escuela Linense, vuelta al ruedo.
Primitivo López ‘El Primi’, de la Escuela de Sevilla, oreja.
Juan José Villa ‘Villita’, de la Escuela ‘Yiyo’ de Madrid, oreja tras aviso.
Jorge Martínez, de la Escuela de Almería, vuelta al ruedo tras aviso.

COMENTARIO:

El novillero nazareno Fernando Gandullo fue el encargado de estoquear el primer novillo del ciclo de promoción de nuevos valores sorprendiendo por sus buenas maneras capoteras y su entrega en la muleta. Gandullo estuvo por encima de las condiciones de su enemigo afrontando la prueba con firmeza y determinación.

El segundo aspirante de la noche era Álvaro López, que llegaba desde Sanlúcar de Barrameda. López, que brindó a su pariente y mentor Jesús Cardeño, demostró que sabe quedarse quieto. Su enemigo tuvo una embestida pronta y alegre aunque le faltó algo de motor al final. La faena, bien trazada, fue culminada con luquecinas.

Alejandro Cano, marbellí formado en la escuela linense, despachó el tercer eral de Villamarta, un novillo un punto mansote con el que mostró buen concepto del toreo, especialmente en los muletazos instrumentados al natural.

En cualquier caso, el mayor impacto de la noche llegó de la mano de El Primi, un novillero de Cañada Rosal que se presentaba al ciclo por la Escuela de Tauromaquia de Sevilla. El Primi tiene personalidad, desparpajo y chispa en la cara del novillo. Esas cualidades le permitieron conectar desde el primer momento con el público para cortar una oreja de peso.

El quinto aspirante de la noche, Villita, se presentaba amparado por el centro ‘Yiyo’ de la Comunidad de Madrid. Sus buenas formas le permitieron cortar otra oreja en una faena que fue creciendo en intensidad y calidad, especialmente en una serie diestra bien ligada y compacta que, además de la estocada trasera, le permitió amarrar el trofeo.

Cerró el cartel el novillero almeriense Jorge Martínez, que sorteó en primer lugar un novillo abanto y distraído al que costó meter en la canasta. Martínez brilló especialmente manejando la mano izquierda antes de cuajar una serie diestra final muy ligada. Después de media estocada las palmas le animaron a dar la vuelta al ruedo.

 

 

Deja tu comentario

25 + = 33