BUENOS AIRES ACOGE UNA EXPOSICIÓN SOBRE LA TAUROMAQUIA CON OBRAS DE GOYA PICASSO Y DALÍ

0
Toros y toreros regresan a Buenos Aires de la mano de Goya, Picasso y Dalí

EFE.- Algo más de una treintena de obras de Goya, Picasso y Dalí conforma una muestra que desde este viernes podrá ser vista en el Museo de Arte Español de Buenos Aires y que pone el foco en una disciplina tan tradicional como polémica: la tauromaquia.

La exposición, que cuenta con el apoyo del Ministerio de Cultura capitalino, el Centro Cultural de España en Buenos Aires y la Embajada de España, reúne a Francisco de Goya, Pablo Picasso y Salvador Dalí, tres de los mayores exponentes del arte español, con grabados y litografías con bravías escenas de lidia.

“La muestra se centra en estos tres artistas, que son de los más relevantes del arte de España y, diría, del arte universal. A ellos tres los enlaza este tema”, dijo a Efe Patricia Nobilia, comisaria de “Goya + Picasso + Dalí. Arte y tauromaquia”.

Con diferentes contextos, estilos, intenciones o significados, los tres protagonistas de esta muestra han representado en forma plástica la pasión y el dramatismo de las corridas taurinas mediante sus diversas miradas.

Todas las obras que integran la exposición pertenecen al patrimonio del Museo de Arte Español Enrique Larreta o a coleccionistas privados de Argentina.

De la obra de Goya (1746-1828), considerado como un precursor de la modernidad, se presenta una selección de su serie de estampas de 1815 dedicada a representar la historia de la tauromaquia en España y las destrezas y las tragedias en las corridas.

Como curiosidad, dos de estas estampas inmortalizan al torero Mariano Ceballos, conocido como “el Indio”, nacido en Buenos Aires y que fue el primer diestro sudamericano en triunfar en España, donde murió en una plaza de Navarra.

En la sala dedicada a Picasso (1881-1973), creador del cubismo, destaca una serie de aguatintas de 1956 para ilustrar una edición del libro “Arte de torear”, del célebre torero Pepe Hillo.

“Picasso fue un gran aficionado a las corridas de toros desde muy pequeño y decía que, de no haber sido pintor, le hubiera gustado ser picador, la figura que va sobre el caballo con la pica”, recordó Nobilia.

En tanto, en el espacio dedicado a Dalí (1904-1989), uno de los máximos representantes del surrealismo, se pueden ver, por un lado, una serie de litografías coloreadas, entre las que destaca “El torero mariposa”, y otra en la que el artista reinterpreta la serie de aguatintas de Picasso que forman parte de esta misma muestra.

La exhibición, que podrá verse en el Museo Larreta hasta el próximo 6 de enero, incluye además grabados y una acuarela del inglés Emeric Essex Vidal (1791-1861), que da cuenta de cómo eran las corridas de toros en Buenos Aires a principios del siglo XIX.

De este artista se presenta una escena de una corrida en 1816 en la desaparecida Plaza del Retiro, de estilo morisco y que tenía capacidad para 10.000 espectadores, un entretenimiento que pronto quedaría prohibido en la ciudad.

También se presentan en la exposición objetos, libros y material audiovisual que ilustran el vínculo de la tauromaquia con la literatura y la historia del arte.

Además, como parte de esta muestra, se desarrollará un programa de actividades orientadas a desentrañar todo lo que rodea al mundo de los toros, incluyendo su lado más polémico, que, por otra parte, se pone de manifiesto en la proyección de un vídeo con performances artísticas recientes en contra de la tauromaquia.

“Bienvenida la discusión, bienvenido el debate. Por eso hemos planteado la cuestión anti-taurina. Eso es también función del museo: provocar la reflexión”, sostuvo Nobilia.

 

 

Deja tu comentario

+ 44 = 54